La llegada de la bacteria del HLB acabaría con la citricultura española en 15 años